La precuela musical de Willy Wonka ha dejado a muchos críticos sorprendidos por su encanto. 

Con Timothée Chalamet en el papel principal ha recibido de la crítica y el público en general elogios tanto por su interpretación como por su canto (hablando de apreciar la película en su idioma original). Wonka es del mismo director que las películas de “Paddington”, Paul King.

En pocas palabras, es maravillosa y seguramente entretendrá a toda la familia, incluso a los que no gustan mucho de musicales (en su trailer y marketing no se hizo mención de ser un musical, tal vez porque ese estilo de cintas hoy día no son muy apreciadas)

La historia posee muchas fantasías y escenas tontas pero divertidas, con efectos especiales bien hechos, a excepción tal vez de el CGI de uno de los personajes (no haremos spoilers) pero este Wonka es realmente una de las mejores adaptaciones y se podría convertir en una de las películas favoritas del año».

Willy Wonka en esta versión dista mucho de otros que hemos visto antes, como el interpretado en 1971 por Gene Wilder, película a la cual se parece mucho en muchos aspectos, y muy lejos aún de la personalidad del Willy de Johnny Depp de 2.005. Este chocolatero de 2.023 se siente más vulnerable, más soñador y más humano, preocupado por el bienestar ajeno y buscando soluciones a las injusticias, algo que lo hace más cercano e interesante».

En cuanto a la música, es increíble. Cada tema interpretado es pegajoso, lleno de emoción y podrían ser memorables. Los números musicales que los acompañan harán que los espectadores golpeen los dedos de los pies o se sequen las lágrimas”. Este es un inesperado musical que hará mover los pies al público y tararear las canciones al salir de la sala de cine.

Según la crítica especializada la voz de Chalamet no es la más memorable y puede ser una desventaja pero el actor es un muy buen intérprete y convence con su actuación de niño de teatro.

Hablando del diseño de producción, la fotografía es bellísima, con colores vibrantes y atractivos, con absurdos efectos que encajan con el ambiente de la película en todos los sentidos, con un montón de ingeniosos aparatos que son coherentes con la ingeniosa mente de un personaje como Wonka.

Si bien es para toda la familia, es fácil deducir que se creó para el público infantil, pues no usan un lenguaje rebuscado ni con dificultades para digerirlo. Una precuela musical divertida, con música pegajosa y un diseño de producción impresionante.

Le damos 4 estrellas de 5.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *