La canción de los dos artistas relata un viaje físico y emocional por el país islandés. Desde su capital, Reikiavik, Aitana y Sebastián narran, según avanzan por la espectacular isla, la importancia del viaje, de volver donde has sido feliz sin importar el destino final, disfrutando de cada minuto, aunque al final no llegues a ver la aurora boreal ¿o sí?

Exponiendo sentimientos y narrando los detalles de ese “roadtrip”, Aitana tiene claro que no quiere que la encasillen en un género ni estilo y que seguirá componiendo la música que a ella le nazca del corazón en cada momento.

AKUREYRI se acompaña de un videoclip, rodado en analógico, dirigido por Felíx Bollaín y producido por Habemus Roma, que recuerda a los videos de VHS que se utilizaban antiguamente para inmortalizar recuerdos para siempre. Con unos paisajes fríos y unas carreteras eternas, este videoclip, inmortaliza todos los momentos de ese viaje por carretera que todos hemos realizada alguna vez y nos teletransporta de nuevo, a los más alegres y los más tristes también. Además, cuenta con unos videos extras en las escenas poscréditos que los artistas grabaron en su viaje a Islandia el año pasado.

Por admin