Con una inversión superior a los 4 mil millones de pesos se inauguró la planta solar más grande de una institución educativa en Colombia, ubicada en Puerto Colombia, Atlántico. Se trata del Colegio San José Barranquilla que a partir del mes de junio autogenera el 75 por ciento de su carga energética, ayudando a mitigar el calentamiento global.

La nueva instalación de 753 kilovatios, con una capacidad de generación de 3,9 megavatios por día, ocupa un área de 3.270 metros cuadrados, donde se ubican 1.389 paneles solares con la más alta tecnología que suple el consumo de la energía de las áreas administrativas, bloques de primaria y bachillerato del Colegio San José Barranquilla.
La planta de autogeneración energética para el Colegio San José Barranquilla se logra a través de la inversión extranjera de las empresas G+ Energy y Ciudad Luz, que permite que la institución educativa avance en este paso importante a la revolución de las energías limpias en nuestro país.
El rector del Colegio San José Barranquilla, padre Benhur Navarro, S.J., manifestó que “como colegio verde nos hemos preparado de manera progresiva en la búsqueda de la eficiencia energética. El Colegio San José hoy está cien por ciento automatizado para generar un ahorro real cuando no se consume energía. La planta representa un ahorro importante, ya que de la manera en que se realizó el convenio con la empresa inversora, nosotros le compramos la energía un 20 por ciento más baja del costo al operador de red”.

A la compañía de origen barranquillero, AO Solar, encargada de hacer el diseño, montaje y puesta en marcha de la estructura de autogeneración de energía le llevó cinco meses poner en funcionamiento la planta, que incluye un medidor bidireccional que mide en tiempo real el consumo de la energía.
Las energías renovables hacen parte de las herramientas a implementar con mayor celeridad en busca de mejorar el desarrollo del planeta de forma más sostenible. Es así como esta nueva planta mitigará 33.419 toneladas de Co2 por año, equivalente a la conservación de un poco más de 200 mil árboles adultos.
Para el ingeniero Miguel Ángel Arrieta, gerente operativo de AO SOLAR, «la energía solar es confiable, con ella, tenemos la posibilidad de desplazar en gran cantidad la energía que compramos al comercializador en el día e inclusive intercambiar parte o la totalidad de la que compramos por la noche cuando la planta solar no está generando”.
Cabe destacar, que contar con una planta solar que supla las necesidades de energía en grandes industrias, negocios de cualquier tamaño y en el hogar es cada vez más fácil toda vez que la Costa Caribe colombiana cuenta con posición de privilegio para recibir las radiaciones solares, situación que permite generar más energía en los módulos solares.

LEY QUE PROMUEVE LAS ENERGÍAS RENOVABLES
El Gobierno Nacional, con el fin de promover a proveedores, integradores y compradores, a dar el salto hacia las energías renovables, sancionó la Ley 1715 de 2014, que encuentra cuatro beneficios de ley, que en resumen, permiten que los componentes y la ejecución de estos proyectos estén libres de IVA y aranceles, tengan depreciación acelerada del activo (planta solar de generación o autogeneración) y poder deducir hasta el 50% del valor del proyecto sobre la renta líquida sin superar el 50% de la misma.
Por otro lado, la banca en Colombia impulsa la inversión en el desarrollo de proyectos de autogeneración y generación distribuida a través de líneas de crédito verde. Estas líneas de crédito manejan tasas preferenciales, cuotas flexibles que se ajustan al ahorro estimado en energía, lo cual lleva a que no sean ocupadas las capacidades de endeudamiento de los clientes y que no tengan que utilizar capital propio para el pago del proyecto en los plazos pactados.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *