Cincuenta niños y adolescentes entre los 7 y 14 años provenientes de diferentes municipios del departamento del Atlántico participaron en la mesa para la construcción del plan de desarrollo departamental 2024-2027.

La jornada, presidida por el gobernador del Atlántico, Eduardo Verano; la gerente de Capital Social, Karina Llanos, y la secretaria de Planeación Departamental, Cecilia Arango, tuvo como propósito reconocer la voz de niños y adolescentes y generar un espacio de escucha activa de sus iniciativas, dudas e ideas que aporten en la construcción de programas y proyectos para la consolidación de estrategias que hagan más efectiva la labor social encaminada a la protección de los niños, adolescentes y su entorno familiar.

Con una jornada lúdica, la Unicef realizó la metodología del diálogo con los niños a través de su programa ‘Un café para el mundo’, una innovadora dinámica de conversación en la que esta población manifiesta sus intereses.

Los niños invitados conversaron sobre temas como los buenos entornos familiares, sus derechos de jugar y recrearse, de estudiar, de estar bien alimentados, de ser protegidos, de crear semilleros de liderazgo, de tener acceso a libros, a más oportunidades para la población migrante y más espacios para el arte y la práctica deportiva.

“A mí me gusta la tecnología y la música y me gustaría que más niños tengan oportunidades y acceso de estudiar y hacer cursos y de cumplir sus sueños”, concluyó Samuel Rodríguez, de 9 de edad, uno de los invitados especiales de esta jornada.

El gobernador Verano hizo hincapié en que a los niños y niñas hay que escucharlos con atención porque sus razonamientos están desprovistos de cualquier prejuicio. “Hoy los niños nos invitan a pensar desde sus perspectivas. Como Gobierno tenemos que brindar una protección integral y hoy nos han pedido que incluyamos en el plan de desarrollo mayor seguridad, más espacios para la lúdica, el deporte, para el estudio y en eso es que nos concentraremos. Estamos a su servicio”, expresó Verano, una vez concluyó la jornada.

Para la gerente de Capital Social se cumplió con un gran ejercicio en el que se tomó atenta nota de lo que comunicaron nuestros niños y jóvenes “La participación de los niños permite forjar ciudadanos activos, actores claves en la toma de decisiones en todos los ámbitos que se desenvuelven, y permite el reconocimiento y la valoración de la diversidad en términos de etnia, género, lengua, edad, y permite afianzar la confianza en sí mismos y fortalecer su autoestima”, manifestó Llanos.

Los derechos de este grupo poblacional se sustentan en las normas de la Convención Internacional de los Derechos de los Niños de 1989, que garantizan su protección y desarrollo integral a través del fortalecimiento de sus estructuras familiares.

Por admin