La saga de terror creada por James Wan sobre el expediente Warren parece que va en decadencia y esta segunda entrega de la Monja no va a mejorar las cosas, pero a comparación de la primera ‘Monja’, que por la crítica fue considerada mediocre, encontramos ahora una secuela que cambia el juego en cuanto a contenido, pues parece más una de la saga “La Profecía”, con reliquias sagradas que se usan como armas y milagros.

Precisamente ese concepto es el que la hace parecer superior a su precuela y a las demás de la saga de El Conjuro, solo al nivel de “La Creación de Anabelle” y con un desparpajo total al momento de mostrar escenas violentas que no vimos con tal intensidad en las otras películas, muchos elementos de thriller detectivesco; las actuaciones son muy normalitas, nadie destaca mucho en el casting y a veces es predecible la trama, posee flashbacks para quienes tal vez no recuerdan la primera parte o no la vieron, mucho fan service que hasta hace innecesario ver la anterior cinta.
El guión no es de lo mejor, sin embargo, es entretenida y tiene buen ritmo, muy pocas veces luce lenta y la parte técnica está bien lograda.
Le damos 3 estrellas de 5.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *