Larga duración pero nos deja con ganas de más. Intensa de principio a fin. Con escenas de acción muy parecidas a otras vistas en entregas previas de la saga pero siempre con un ingrediente diferente y novedoso. Bastante vértigo en las escenas de persecuciones y acción en general.
Muy buenas actuaciones, locaciones de ensueño, mucha química entre los personajes, excelente casting tanto en los actores habituales como en los nuevos. Por un momento pareciera que se pierde en la trama el por qué y el quién pero de verdad que la historia está tan bien planteada que se necesita una segunda parte, aunque realmente hay tantos giros en la trama que no sabemos con certeza quién es bueno y en quién no se debe confiar.


Misión imposible: Sentencia mortal parte uno, nos deja conocer un lado más humano de Ethan Hunt: el sufrimiento por cada persona que ha perdido, el sacrificio por los demás y el valor que le da a la amistad por encima de su propia vida (parecido a Dominic Toretto en Fast & Furious con su «familia» pero no tan recalcado)


La particularidad más grande de este séptimo episodio de la saga, es precisamente el villano: La inteligencia artificial conocida como La Entidad. La Entidad es una inteligencia artificial que se vuelve rebelde y arremete contra sus creadores. ¿Su objetivo final? Lo sabremos en la segunda parte, pero no parece ser nada bueno. Ni siquiera sabemos dónde está o qué es, solo sabemos que se puede apagar con una misteriosa llave de dos piezas que a lo largo de la historia va pasando de mano en mano.
Ojo a la escena de los vagones del tren colgando de un puente… Tensión total.

Le damos una calificación de 4 ⭐⭐⭐⭐ de 5.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *