Dentro de los hábitos clave en la alimentación, el consumo de algunas bebidas pueden ser perjudiciales para el corazón, por lo que cada vez se están haciendo más estudios científicos que a mayor profundidad miden el impacto de la ingesta constante de algunos elementos como el café para el cuerpo humano.

El café por tradición es un acompañante diario para millones de personas en el mundo, no solo a la hora del desayuno, merienda o cena, sino prácticamente a cualquier hora del día, razón por la cual se le señala a veces como nocivo para la salud, aún cuando muchos aducen que tiene por el contrario muchos beneficios, siendo uno de los alimentos que vive en el límite entre lo bueno y lo malo para la salud, pero como todo, si se consume en cantidades adecuadas sin exceso aporta grandes beneficios al cuerpo, entre esos inclusive, adelgazar.

Sin salud en el corazón es difícil mantener un bienestar total en el organismo humano, pues este órgano es un soporte vital. Cuando falla el corazón, la vida cotidiana está en grave riesgo, así que se hace importante tener conciencia sobre los cuidados y de abstenerse en consumir en demasía sustancias como el café.

Vasos, venas y arterias deben estar en perfecto estado para el transporte óptimo de la sangre por todo el cuerpo, y las cuales deben encontrarse en buen estado, pues las obstrucciones pueden poner en riesgo la vida a través de accidentes cardiovasculares. Cuidar este músculo vital que es el corazón requiere hábitos sanos para que desarrolle correctamente su trabajo. Se dice según los expertos del café, se debe tomar sin azúcar ni leche y sin ingredientes adicionales que le terminen sumando calorías.

El café brinda importantes beneficios como la subida estimulante de la energía para estar activos, puede ayudar contra la disfunción eréctil; desde la década de los ochentas se confirmó que la cafeína acelera el metabolismo y puede ayudar a los procesos de pérdida de peso, potencia el efecto termogénico cuando se consume café como acompañante de otros alimentos, entre otras cosas.

Si bien es cierto que el café puede aportar puntos positivos, su ingesta en exceso, así como cualquier otro alimento o bebida, trae efectos nocivos, no hay que obviar algunas reacciones en la actividad cardíaca que elevan la presión arterial o forzar el trabajo de bombeo, como muchos estudios lo están revelando.

Según un estudio de la Universidad de California en el que se empleó a cientos de adultos menores de 40 años, a los que le hicieron medición de su actividad cardíaca durante 2 semanas comparando entre quienes ingerían o no café, se resaltó que los individuos que ingerían café presentaron una diferencia mínima pero llamativa en su actividad comparado con los que no lo consumieron. En cuanto al tema cardíaco, revelaron que los corazones de los que probaron el café dos veces al día presentaban algunas contracciones irregulares. Como conclusión de este estudio, se recomendó que la dosis límite estaría en estas dos tazas de café diarias, puesto que esta cantidad incluso se puede decir que protege el corazón. Esto no quiere decir que el café sea la única causa de picos de actividad cardíaca pues otros alimentos o bebidas pueden hacer variar la medición. De todas maneras se hace importante ante posibles afectaciones visitar a un cardiólogo, sobre todo en personas cuyo consumo diario de café sea de un nivel de exceso y que pueda poner en riesgo su bienestar.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *